Descripción

Los detectores de humo son alarmas que detectan la presencia de humo en el aire y emite una señal acústica avisando del peligro de incendio. Atendiendo al método de detección que usan pueden ser de varios tipos:

  • Detectores iónicos: Utilizados para la detección de gases y humos de combustión que no son visibles a simple vista.
  • Detectores ópticos: Detectan los humos visibles mediante la absorción o difusión de la luz.
Aplicaciones
  • Para uso residencial e institucional como: cuartos de hospitales, hoteles, dormitorios, viviendas multifamiliares, oficinas, consultorios, locales comerciales etc.

Se recomienda evitar su instalación en cuartos que generen partículas de combustión como cocinas, garajes o cuartos de calderas, ya que en estos lugares se crean condiciones para que los detectores funcionen incorrectamente.

Más Artículos.

¿Te interesan nuestros productos y Servicios? ¡Contáctanos!